English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

22 de noviembre de 2012

Día de Santa Cecilia.

"La música es para el alma lo que la gimnasia para el corazón".
Platón, filósofo de la Antigua Grecia.




Hola visitantes, hoy 22 de noviembre se conmemora la festividad de Santa Cecilia, patrona de los músicos. Y digo 'es' porque casi debería decir 'fue', y es que el día se me ha ido de las manos, ¡ay, cuánto estrés!, me río yo de las desventuras del agente Jack Bauer, protagonista de la serie '24', cuya 5ª temporada estoy entreviendo mientras escribo este mini-post; lo suyo es un juego de niños. 

Santa Cecilia, de Carlo Saraceni
Mea culpa, sí, para variar. Me ocurre a menudo por andar improvisando por la vida en lugar de adelantarme a los acontecimientos, como sería menester en pos de un trabajo bien documentado y mejor resuelto. Lo cierto es que me enteré de tan feliz onomástica esta misma mañana, más aún os diré -pero no se lo contéis a nadie- que hasta esta mañana estaba convencido de que la patrona de los músicos era... ¡Santa Tecla!

En fin, ya haré penitencia, así que vamos al grano, que no es ni más ni menos que felicitar y agradecer a todos aquellos que, de un modo u otro, se dedican a la creación, interpretación y divulgación de la música. De TODA la música, aunque aquí predomine mayormente -que diría 'el Fiti'- la clásica, menos popular, pero sólo eso, y cada vez menos 'menos popular'.

Fueron muchos los compositores que dedicaron alguna de sus obras a Santa Cecilia, lo cual es bastante lógico, pero en la discoteca de un servidor no duerme ninguna de ellas, así que hoy, tras mucho divagar entre contratiempo y contratiempo, me he decidido por ofreceros una de esas piezas que gustan a casi todo el mundo: un vals. Dedicado también a todos aquellos que amamos la música, la música que nos cura el alma, que nos arranca emociones, que nos acompaña siempre, en los buenos y en los malos momentos por ese sinuoso y difícil pentagrama que llamamos vida. Bailemos con ella, bailemos con la música:

'El Danubio azul'

El más famoso de los valses, al menos de los muchos que compuso su autor el austriaco Johann Strauss II. 'El bello Danubio azul', que tal es su título original, fue compuesto en 1867 por encargo y tras un primer estreno que no estuvo a la altura de lo esperado -la dichosa política- fue el propio Strauss quien la dirigió en la Exposición Universal de París, obteniendo, por fin, un éxito ya imparable. Se dice que para los austriacos es su segundo himno nacional y, especialmente, en Latinoamérica es rara la boda en la que los felices contrayentes no inicien el baile con este bello vals.

Personalmente lo guardo en la memoria asociado a aquel maravilloso paseo espacial que el gran Stanley Kubrick  nos regaló a todos los fans de su '2001, una odisea en el espacio', de 1968. Imagen y sonido de una belleza plástica conmovedora.



Tanto que apetece dar un paseo espacial de esos.

Así que, con vuestro permiso... 

Bueno, es casi medianoche y aqui afuera habrá unos -4º C. 

Si os apetece...

no será espacial, pero seguro que será un paseo muy especial.

¡Hasta podríamos bailar!


 



O no.









          




19 de noviembre de 2012

"Se me lengua la traba".

"Mientras el río corra, los montes hagan sombra y en el cielo haya estrellas, debe durar la memoria del beneficio recibido en la mente del hombre agradecido".
Virgilio, poeta de la antigua Roma. 




El día de hoy, que oficialmente se llama '18 de noviembre de 2012', es un día triste, a pesar de ser festivo, por dominical; un domingo negro, mejor dicho, en blanco y negro, como las imágenes que ilustran este post (a cuyos autores pido disculpas y comprensión), al menos así yo las viví. Además, para al menos un par de generaciones, hoy es un día de nostalgia, de resurrección de agradables recuerdos que guardábamos en el cuarto trastero de nuestra memoria al que hoy hemos entrado involuntariamente, atraídos por la inesperada llamada del destino.
En mi trastero, no recibo una bofetada de rancio aire irrespirable, no, esta vez, el aire no huele, tiene sabor. Un sabor dulce. Sabe a tarde de sábado, a familia, a niños disputándose el ser los primeros en recibir la merienda y ocupar el mejor sitio del sofá o incluso de la alfombra. Sabe a pan y chocolate La Cibeles, a Tulipán, a Tulicrem o a ¡jo, otra vez salchichón! Sabe a televisión en blanco y negro ELBE minor, de 14 pulgadas y antena 'de cuernos', a VHF y casi UHF, a estufa de butano o a pantalones cortos, a codazos fraternales y coscorrones maternales, a deja en paz a tus hermanas, pues que se calle la enana llorona, ¡callad, que ya empieza!

-¿Cómo están ustedes?
-¡Bien!
-¡Más fuerte, que no se oye!
  ¿Cómo están ustedeeeeeeees...?
-¡Bieeeeeeeeeeeeeeeen...!

 Pues sí, hoy nos hemos levantado con la triste noticia del fallecimiento de Emilio Aragón, "Miliki".
El tercer vértice de aquel primer trío embrionario de 'Los payasos de la tele', con que alcanzaron el éxito definitivo, primero por tierras americanas y al fin en España. Una inmensa familia dedicada al mundo del circo desde finales del siglo XIX hasta nuestros días, porque aunque hace casi 30 años que 'El Gran Circo de TVE' dejó de emitirse, las generaciones posteriores aún pudieron disfrutar de sus ocurrencias, de sus inmortales canciones, de sus libros, de sus cuentos, de sus espectáculos.



Me gustaría recalcar su pasión por la música; todos ellos dominaban varios instrumentos y es difícil no asociar a Gaby con el saxofón, a Fofó con la trompeta y a Miliki con el acordeón.

Aún nos quedan Fofito, Milikito, Rody Rita, que se fueron sumando sucesivamente al elenco protagonista, aunque me consta que son muchos más los miembros de tan prolífica familia los que, de una manera u otra, siguen queriendo alegrarnos el corazón.

Un fuerte abrazo a todos ellos.

'5ª Sinfonía' de Mahler
(Adagietto)
 Este bello y tristísimo Adagietto es el cuarto y más famoso movimiento de la Quinta Sinfonía en do menor sostenido del compositor postromántico Gustav Mahler, célebre también por formar parte de la banda sonora de la película Muerte en Venecia, de Luchino Visconti, quien junto a Thomas Mann, autor del libro homónimo eran grandes admiradores del compositor. En esta Quinta Mahler rompe con la tradición de sus tres anteriores sinfonías al no incluir la voz humana como instrumento -herencia bethoveniana-, además de comenzar a percibirse un giro más dramático o trágico que ya marcaría el resto de su obra. Nunca obtuvo grandes ovaciones en los estrenos de su música, excepto en su monumental Octava, sin embargo, fue muy admirado como director de orquesta, y sólo hasta finalizada la II Guerra Mundial su monumental obra empezó a ser justamente valorada


Sí, se me lengua la traba y se me encoge el estógamo sólo con imaginarme al gran Miliki atravesando las puertas del Cielo ante la mirada de un atónito San Pedro:
-¡NIANONIANONIAANOOOOO...!


Se me acaba este día triste y blanquinegro.

Ojalá fuera el último.

Mala edad para pedir imposibles.

O no.





         


6 de noviembre de 2012

Belleza interior.


"La belleza perece en la vida, pero es inmortal en el arte.".
Leonardo daVinci, genio italiano del Renacimiento.





Gif animado música BeethovenTeníamos como artista invitado en el post anterior al gran Ludwig van Beethoven con una de sus más célebres composiciones, así que hoy, aprovechando la coyuntura, le pedimos que se quede para descubrir la que, al menos a primera escucha, es su obra más... ¿fea?

Hace muchos años que en los estantes de mi humilde discoteca permanecía olvidada una cinta-cassete que incluía tan singular pieza. Supongo, porque no lo recuerdo, que tras aquella primera audición se produjo en mí el efecto con que la gran mayoría de su público suele reaccionar: ¡horror!

Y no hace mucho tuve el enorme placer de reencontrarme con tan sorprendente obra durante la emisión de una película en la que se narran los últimos años de la vida del gran compositor alemán: Copying Beethoven. Dirigida en 2006 por la directora y guionista polaca Agnieszka Holland, quien se toma unas cuantas libertades históricas, perdonables por comprensibles, en pos de contar una historia lo más atrayente y digerible para el gran público. Y, a fe mía, lo ha conseguido.

Cartel de cine: Copying BeethovenAdemás se agradece la presencia femenina de la joven y bella actriz alemana Diane Kruger en el papel de Anna Holtz, contratada a regañadientes como copista por un gruñón y atormentado Beethoven (estuve a punto de titular este post La Bella y el Bestia), encarnado por el actor estadounidense Ed Harris, quien se implicó especialmente en la preparación de tan exigente papel. Los hechos se centran en la época del estreno de la famosa Novena Sinfonía, cuyas sublimes notas alegran constantemente un metraje que siempre se hace corto; pero no, no es la inmortal Novena la obra que os quiero presentar hoy, sino la que aparece al principio y al final de la película, una de sus últimas composiciones que, en su momento, fue unánimemente rechazada por crítica, público y hasta músicos. 


Hoy en día es una de las obras menos representadas de todo el espectro musical tanto por la extrema dificultad técnica que plantea a sus intérpretes, como por el constante rechazo e incomprensión que provoca en sus oyentes. Oyentes que aún no están preparados para descubrir la extraordinaria belleza que encierra en su interior:

'Gran fuga'

Gif animado Beethoven escribe musica
Escrita en 1825 como último movimiento del Cuarteto de cuerda nº 13, Op. 130, esta Gran fuga no tardó en ser sustituída por un movimiento más 'aceptable' para la época dado el rechazo general obtenido, pasando a ser una obra en sí misma bautizada con el nº de Opus 133. Habría que destacar -y merecidamente- que la interpretación que habéis podido escuchar corre a cargo del renombrado Smetana Quartet, hoy en día desaparecido y cuya época de máximo esplendor tuvo lugar entre 1960 y 1980. Se puede decir que en cuanto a sus interpretaciones de la obra bethoveniana no tuvieron rival, tanto por su dedicación como por su preparación técnica.


Una obra revolucionaria, y como tal incomprendida, en su época. También lo fue para quien esto escribe, quien como buen musicópata, logró domarla gracias a la técnica de la escucha repetida obsesivamente, tal y como le enseñó aquel maestro de escuela hace tantos años, consiguiendo descifrar su secreto, encontrar su belleza escondida. Puede que no sea un método muy ortodoxo, pero a mí me vale. Y la Gran fuga, hoy es una de mis imprescindibles.
Gifs animados musica Beethoven busto
¿Fue Beethoven un visionario cuando alegó en su defensa que no había escrito aquella obra para el presente, sino para el futuro? Vistos los resultados, sí.

Para un futuro que ya ha empezado.

Un futuro aún muy lejano.

Futuro prometedor.

O no.