English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

29 de noviembre de 2014

Se nos fue... sin querer queriendo.

"Y tómese en cuenta que uno puede recuperar el dinero, el amor, el prestigio o cualquier cosa que haya perdido... menos el tiempo".
Roberto Gómez Bolaños, "Chespirito".





Cambio inesperado de planes. 
Hoy me he despertado con una de esas noticias que entristecen los corazones: se nos fue Roberto Gómez Bolaños, más conocido como "Chespirito"
"Fue sin querer queriendo", una de las míticas frases de "El chavo del 8", que bien podría haber sido su epitafio sino lo mejorara aún más aquella de otro de sus legendarios personajes, "El chapulín colorado": "Síganme los buenos". Debo confesar que éstos son los únicos personajes que conozco de ese gran niño que fue don Roberto, especialmente el Chavo, al que descubrí haciendo zapping por la cada vez más denostada parrilla televisiva que padecemos en este país. A pesar de pillarme ya como quien dice entradito en años, cada vez que lo sintonizaba había 'algo' que me hacía quedarme embobado disfrutando como el niño que nunca he dejado de ser de las desventuras del pobre Chavo y sus amigos de vecindario... 




No era muy conocido el buen Chespirito aquí, en España, pero me consta que en su México natal y en toda Sudamérica fue algo más que un ídolo de masas. Actor, escritor, guionista, compositor, director, fueron algunas de las muchas facetas que desempeñó en su trayectoria profesional, dedicándose en los últimos años de su vida sólo a la producción, a causa de la larga enfermedad que padeció y que ayer se lo llevó a los 85 años de edad.

  

Les dejo a continuación un hermoso artículo-homenaje publicado el 21 de febrero de 2014 en Nuestro Diario, de Guatemala, conmemorando el que iba a ser su último cumpleaños, una hermosa composición a doble página sobre todo lo que abarcaba el Universo Chespirito:

©Nuestro Diario (Guatemala).
(Click en la foto para ampliar).


Y, siendo este un blog principalmente dedicado a la música, me pregunto si será adecuado dedicarle un Agnus Dei al pequeño Chavito; un Agnus Dei qui tollis peccata mundi, o lo que viene siendo lo mismo, un Cordero de Dios que quitas el pecado del Mundo a quien de tan bueno y pobre que era, por tener, no debía de tener ni pecados. 

"Agnus Dei".
(Misa en Si menor BWV 232).

Agnus Dei
qui tollis peccata mundi
miserere nobis.
Agnus Dei
qui tollis peccata mundi
dona nobis pacem.
Cordero de Dios
que quitas el pecado del mundo
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios 
que quitas el pecado del mundo 
danos la paz.

Adiós, entonces, don Roberto, adiós Chavo, supongo que nuestro gran penar sólo ha de ser comparable al que sentirá el bueno de don Ramón cuando te vea aparecer en el Cielo dispuesto a ponerle patas arriba el nuevo vecindario en el que descansa desde 1988. ¡El susto que le vas a dar en cuanto oiga aquel "hola Ron Damón"


O no.